Rock impop: La programación en las estaciones de Top 40

rockimpop_frontcoverEste es un fragmento de Rock impop: El rock mexicano en la radio Top 40.

Puedes leer y/o descargar el contenido íntegro de forma gratuita desde acá o dando click en la imagen.

También puedes checar el .pdf. Rock impop. El rock mexicano en la radio Top 40

__________________________________________________________________________

En este apartado se describen las dinámicas de programación que por lo general tienen las estaciones de Top 40. Por supuesto, cada estación maneja códigos o lineamientos diferentes entre sí, pero todas ellas tienen similitudes. También se describirán dos conceptos que en algunas ocasiones están presentes en la programación: la censura y la payola.

¿Cómo se arma la programación?

 

Todas las estaciones de radio cuentan con la figura del programador en su organigrama. Esa persona tiene como principal función organizar la música y programas que se transmiten en la emisora. En la práctica pueden existir ocasiones en que los locutores y gerentes de estación también propongan música para tocar, pero, a final de cuentas, todas las propuestas deben de pasar por manos del programador, o conocido en algunas otras ocasiones como director artístico de la estación.

Como ya se mencionó en el punto Categorización de este trabajo, la música se puede clasificar según el tiempo y éxito que tiene en la programación, por ello existen las siguientes categorías expuestas por Cristina Romo:[1]

Novedad (estreno): Son sencillos nuevos que llegan a la estación. A pesar de que no hay una regla cronológica que dicte cuántos días o tocadas deben pasar para que deje de ser estreno, se podría considerar que se eleva a nivel de éxito cuando entra a las listas de popularidad.

Éxito: Un éxito siempre se verá reflejado en las listas de popularidad. Las llamadas telefónicas de radioescuchas para pedir canciones es otra de las formas para identificar éxitos musicales, sin embargo, esto no puede ser tajantemente cierto ya que hay clubes de fanáticos que se dedican a dicha actividad en cuanto un sencillo es estrenado. El éxito también puede variar de popularidad, es decir, puede ser un éxito en ascenso, cuando se trata de una canción que escala posiciones en las listas de popularidad, o bien, éxito en descenso cuando sucede lo contrario.

– Catálogo: Cuando una canción sale de la lista de popularidad ya no tiene la posibilidad de volver a entrar a ella a menos que se le haga un remix o un cover.[2] Las canciones que salen de las listas de popularidad no tienen rotación diaria y son etiquetadas como de “catálogo”, categoría para definir a los temas que en algún momento fueron éxito pero actualmente ya no lo son.

Cabe recordar que en el apartado “Parámetros temporales” del capítulo I de este trabajo se expuso que el lapso entre la entrada de una canción a la programación hasta su salida de la lista de popularidad tiene un tiempo de dos meses. Así que, basado en la investigación ¡Venga la siguiente rola! La programación musical en la radio comercial de la banda FM de la Ciudad de México, el proceso de novedad-éxito-catálogo de una canción se cumple en ese tiempo como promedio.[3]

Toda la programación musical se basa en esos tres tipos de canciones. Una vez que cada tema tiene su etiqueta, el programador puede comenzar a ordenar la programación según diversos modelos, uno de ellos es el de las cuadretas:

Como su nombre lo indica, la cuadreta está integrada por cuatro melodías, y podemos decir que se torna en la célula base de la estructura programática. Cada ciclo, cada cuadreta, se integra de la siguiente forma:

  1. Éxito: está integrada por los 10 primeros lugares en la lista de popularidad.
  2. Catálogo: incluye las piezas que darán perfil a la programación de la emisora; el catálogo incluye todas aquellas melodías del género que en años pasados gustaron al público.
  3. Novedades-éxito medio: está integrada por tres piezas nuevas que deseamos promover, junto con las melodías que se encuentran del lugar 11 al 50 o 60 de la lista de popularidad.
  4. 4.       Catálogo.”[4]

 

Javier Trejo Garay[5] expone esta misma organización de programación con algunas variables mínimas:

“[…] [teníamos] cuatro o cinco grupos de canciones. En un grupo se ponían los éxitos más pedidos, ese grupo que a lo mejor el programador lo identificaba (cada programador lo identificaba como quiere, pero por ejemplo) como E de éxitos. Ese grupo E tenía cabida para 15 temas, era el que tenía menos canciones pero era el que tenía más repeticiones; una canción del grupo E podía escucharse tres, cuatro o hasta cinco veces a lo largo del día. Después vendría un segundo grupo con las canciones que van de salida con 20 o 30 canciones y tenía de una a dos repeticiones. Y después un tercer grupo  que podía ser identificado como catálogo reciente, se me ocurre por ejemplo, nombrarlo como el grupo C y en este catálogo podrían aparecer 40 o 50 temas. Y luego un grupo de catálogo mucho más amplio. Básicamente así era, no recuerdo si FM Globo tenía 4 o 5 grupos pero así era como se manejaba […][la información de los grupos de programación] se barajeaba para que hubiera cierta armonía, que una canción no se repitiera en menos de dos horas, sino que tuviera por lo menos tres o cuatro horas de diferencia, porque también existe la idea de que, seguramente ha cambiado, la gente escuchaba la radio por periodos de dos horas, entonces la idea no era repetir antes de ese tiempo una misma canción.”[6]

Existen también las quintetas o sextetas, las cuales se programan principalmente en los horarios nocturnos en que la rotación musical aumenta y las intervenciones de locutor y comerciales disminuyen:

  1. Éxito.
  2. Catálogo.
  3. Catálogo.
  4. Novedad-éxito medio.
  5. Catálogo.
  6.   Catálogo.”[7]

 

Las listas de popularidad sirven para saber cuáles son los éxitos y, con base en el lugar que ocupan, saber qué regularidad tendrán en la programación, así lo explica Jorge García Negrete (quien fue locutor y programador de Rock 101): “Los diez primeros lugares se repiten con una frecuencia de dos horas. Las canciones del número 11 al 20 se repiten cada tres horas. De la 21 a la 30 se repiten cada cuatro horas. A las canciones más nuevas se les da un ciclo de repetición aún más cerrado y llegan a repetirse hasta en periodos de una hora.”[8]

Para Trejo Garay, las listas de popularidad propias no sólo son un contenido más de la emisora, sino que “obviamente una canción que es más solicitada tendrá más repeticiones, por eso era importante tener esta lista del hit parade de cada estación.”[9]

 

Ramiro Garza habla de la importancia de la exageración en los medios; pone como ejemplo la figura retórica de las hipérboles de las caricaturas que ayudan a que los niños mantengan la atención. A juzgar por el programador, dichas hipérboles también deben existir en la programación radiofónica para cumplir el mismo fin que tienen en las caricaturas.

“Si se tiene a la mano un buen disco que se programa a las 7 am., la audiencia de las 8, las 9 y otras horas se quedan sin oírlo. Para que esto no suceda se debe establecer una secuencia repetitiva de lo que a la gente le gusta y entonces ese disco en particular será objeto de una acentuación, de una repetición estratégica a lo largo de las horas del día. Es una exageración efectiva por el impacto repetitivo de algo que definitivamente gusta.”[10]

Asimismo, Garza también presenta un cuestionario que sirve como apoyo para la elección de discos o temas musicales que serán incluidos a la programación.

“TEST PARA ENTRAR A LA PROGRAMACIÓN

  1. ¿Se identifica la canción desde el principio?
  2. ¿El sonido del disco es aceptable?
  3. ¿Existen referencias de la letra o la melodía?
  4. ¿Es artista muy conocido el que interpreta?
  5. ¿Se entiende perfectamente lo que está cantando?
  6. ¿La idea de la canción es para las mayorías?
  7. ¿Es demasiado lenta, triste, de ritmo irregular?
  8. ¿Es de artista reconocido pero de impacto fácil?
  9. ¿La está tocando la competencia notablemente?
  10. ¿La han pedido por teléfono o en la discoteca?
  11. ¿Es el intérprete quien lo pide a sus amigos o promotores?” [11]

Las respuestas posibles para este cuestionario son , No y Duda. Seis o más No provocan que la canción no se incluya a la programación. Con seis o más Duda se recomienda la aplicación del cuestionario a otra persona del medio. Con seis o más , la canción entra a rotación.

A continuación serán expuestos dos factores que, de presentarse, intervienen directamente en la programación radiofónica. El primero de ellos es la censura, vista en este trabajo como un agente de control y filtro de lo que se programa; el segundo es la payola, una llave de acceso fácil a la programación.


[1] Cristina Romo, Ondas, canales y mensajes, ITESO, México, 1991, 47.

[2] Cover: “se refiere a la segunda versión, y a todas las subsecuentes, de una canción, interpretadas ya sea por un artista distinto al que originalmente la grabó o por cualquiera, excepto su autor”, Pareles y Romanowsky, The Rolling Stone Encyclopedia of Rock and Roll, citado por Octavio Ortiz Gómez, El surgimiento del rock y su asentamiento internacional como producto cultural de masas, 1950-1973: tradición e innovación en el desarrollo de una música popular juvenil transnacional y sus nexos consolidación cultural de masas y la industria cultural en el mundo, Tesis de Maestría en Comunicación, FCPyS-UNAM, México, 2007, 180.

[3] Véase Claudia Belén Venecia Romanillo Evaristo, ¡Venga la siguiente rola! La programación musical en la radio comercial de la banda FM de la ciudad de México: el top 40, Tesis de Licenciatura en Ciencias de la Comunicación, FCPyS-UNAM, México, 2008. En este texto, la autora estudia la duración de las canciones en programación y el proceso de entrada-salida de éxitos en la rotación.

[4] De Anda y Ramos, op. cit., 429.

[5] Voz institucional de FM Globo 104.9.

[6] Javier Trejo Garay, ex voz institucional de FM Globo, entrevista realizada para este trabajo, pregunta 8, véase completa en Anexo.

[7] De Anda y Ramos, op. cit., 430.

[8] Jorge García Negrete, Elementos para una lectura posible de la radio (aproximaciones al verosímil de la programación musical de la radio comercial), citado por Romo, op. cit., 48.

[9] Javier Trejo Garay, entrevista realizada para este trabajo, pregunta 9, véase completa en Anexo.

[10] Ramiro Garza, La radio actual: Qué es y cómo se hace, Edamex, México, 1992, 128.

[11] Ibid, 150.

_______________________________________________________________________

Próxima entrada: El candado de la programación: la censura

Anuncios

Un pensamiento en “Rock impop: La programación en las estaciones de Top 40

  1. Pingback: Rock impop: ¿Qué es una estación de radio Top 40? | aTonal áTono

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s