Rock impop: La “llave mágica” de la programación: La payola

rockimpop_frontcoverEste es un fragmento de Rock impop: El rock mexicano en la radio Top 40.

Puedes leer y/o descargar el texto completo acá o dando click en la imagen.

También puedes checar el .pdf Rock impop. El rock mexicano en la radio Top 40

 

 

 

________________________________________________________________________

Promoción, trato, intercambio, amistad, marketing, sociedad. Existen muchos términos para cobijar a uno que nadie quiere decir delante de un micrófono prendido: payola.

Cabe aclarar que esta investigación no está en contra del negocio radiofónico, ni de la promoción comercial de canciones, grupos o solistas. El lucro de la radiodifusión está aceptado por la ley mediante la figura de las concesiones. Sin embargo, en este punto se expondrá un factor que interviene directamente en la programación y que se maneja bajo el agua como es la payola. El problema no es que se pague por programar una canción, el problema es que no se haga del conocimiento público ese pago y, peor aún, que no se declare económicamente; por lo general, en la payola no hay facturas.

Orígenes de la payola

El término payola nace de la combinación de la palabra pago (originalmente en inglés pay) y vitrola (un tocadiscos), así pay + vitrola = payola.[1] Una definición en español de este término dicta que es la “práctica de aceptar pagos por pasar discos específicos en las estaciones de radio.”[2] En realidad, no se trata más que de un tipo de soborno, en el que un promotor (enviado por una disquera o independiente) ofrece desde mercancías hasta viajes a programadores, gerentes y/o locutores de radio con tal de que lograr cuadrar canciones.

Esta práctica ha sido muy criticada y, a diferencia de la censura, tiene registros de existencia más recientes, es exclusiva de los medios audiovisuales (en el medio impreso se le llama chayote o chayotazo, entre otros términos) y tiene sus inicios formales en los años cincuenta en Estados Unidos. Además, está relacionada con el rock and roll y el hito que este género provocó en la industria musical en aquella década.

Hablar de la primera vez en que se ejecutó la payola como tal sería arriesgado porque no existe un documento que certifique la primera ocasión en que un programador o dueño de estación recibió dinero por parte de alguien que quería incluir un contenido musical en una emisora. Pero sí hay registros de la primera ocasión en que se emprendieron acciones legales en contra de alguien por recibir pagos: el nombre del sujeto es Alan Freed, un locutor que fue acusado en 1959 por haber recibido dinero a cambio de programar música. Curiosamente, Freed apoyó la difusión de blues en estaciones de radio y hay quienes aseguran que fue él quien le puso nombre al rock and roll.[3] Pues bien, Freed fue acusado en 1959 de recibir pagos por tocar música enviada por promotores y a partir de ese momento la popularidad de este locutor fue en picada.

“En mayo de 1960, el gran jurado de Manhattan acusó de robo comercial a ocho hombres por aceptar más de 100 000 dólares en pagos por pasar discos. El más destacado de ellos, Alan Freed, había trabajado en Cleveland (donde tenía el crédito de haber creado el término rock and roll) y en la WABC de Nueva York. Se le acusó de 26 cargos por aceptar pagos cuando fue a juicio en febrero de 1962. Se declaró culpable de dos de los cargos, pagó una multa de 300 dólares y quedó sujeto a seis meses de libertad bajo palabra. Posteriormente se le declaró culpable de evasión de impuestos sobre la renta. Murió en 1965 mientras esperaba juicio a la edad de 43 años. En septiembre de 1960, el Congreso modificó la Ley Federal de Comunicaciones para prohibir el pago de efectivo o regalos por reproducir música al aire.”[4]

En México también hay payola, de eso habló Jorge Ávila, ex gerente de compilaciones de Universal Music, cuando se sinceró ante la prensa en agosto de 2003 y explicó las técnicas ejercidas en el medio. Entre muchas de sus afirmaciones se encuentra la siguiente relacionada con el inicio de esta actividad en México: “el primero en pagar porque tocaran un tema de Los Diamantes en radio fue Ignacio Morales y desde entonces es una práctica común.”[5] Fernando Mejía Barquera agrega en El soundtrack de la vida cotidiana que Ignacio Morales era parte de la disquera IM y que el pago expedido fue de 150 pesos.[6] Por otro lado, en el mismo texto de Mejía Barquera aparece la siguiente cita: “El movimiento de la payola comenzó en 1958, en estaciones que transmitían música popular, como Radio Variedades. Ya en los sesenta se incorporaron estaciones como Radio Mil, XEDF y Radio Sinfonola. En los setenta, las disqueras compraban el tiempo (para difundir) cinco o seis números musicales a estaciones de radio.”[7]

Lo curioso en esa cita es que 1958 es el mismo año de nacimiento de Radio Variedades, por lo que se podría pensar, tomando en cuenta dicha información, que desde su inicio esa estación aceptó sobornos.

Un caso que aparenta presentar payola es protagonizado por el cantante Emmanuel. Trejo Garay lo recuerda: “[…] creo fue [con] “La última luna”, no [fue] en FM Globo pero sí en Radio Cañón que todavía existía. El día de la presentación la tocó todo el día. Acababa la canción y la volvían a poner. ¿Por qué se hacía esto?, porque había algún interés de por medio, cuando hablo de interés es porque había lana.”[8]

Volviendo al caso de Jorge Ávila, resulta interesante porque se trata de la única ocasión en que un ejecutivo de una discográfica ha hablado abiertamente del tema. La payola es un tópico tabú dentro de la radio y además es difícil comprobar su existencia. En 2010, el tema volvió a ser tratado discretamente, en esa ocasión por parte de Rosalía Baún Sánchez, presidenta de la Asociación Nacional de Locutores de México (ANLM), quien aceptó que la payola continúa existiendo.

“Hay gente sin escrúpulos que sólo busca aprovecharse de los demás, pero yo le recomiendo a todos los artistas que mejor compren su tiempo radiofónico, porque sería un dinero que pagarían con gusto por la promoción de sus canciones. La única verdad es que la payola nunca va a dejar de existir, mientras no se paguen los espacios.”[9]


[1] Shirley Biagi, Impacto de los medios, Thompson, 7ª edición, México, 2006, 121.

[2] Ibid.

[3] http://es.wikipedia.org/wiki/Rock_and_roll Consultada el 03 de febrero del 2010. Es importante mencionar que en la página oficial de Alan Freed (http://www.alanfreed.com/wp/biography/) se escribe lo siguiente al repecto: “he had to begun to use de term ‘rock and roll’ to describe his show, if not the music he was playing” (comenzó a usar el nombre ‘rock and roll’ para describir a su programa, no la música que tocaba), pero aún con esto hay quienes aseguran que Freed inventó el nombre rock and roll para la música.

[4] Shirley Biagi, op. cit., 121.

[5] Claudia Contreras, “Admite disquera pago de ‘payola’”, El Universal, Espectáculos, 06 de agosto, 2003, http://www2.eluniversal.com.mx/pls/impreso/noticia.html?id_nota=46765&tabla=espectaculos Visitado el 13 de noviembre de 2011.

[6] Mejía Barquera, op. cit., 181.

[7] Verónica Piña Jarillo citada en ibid, 180.

[8] Javier Trejo Garay, entrevista realizada para este trabajo, pregunta 16, véase completa en Anexo.

[9] Cable de Notimex, “Abrirá ANLM espacios en la radio para actores de comedia”, http://www.publimetro.com.mx/entretener/abrira-anlm-espacios-en-la-radio-para-actores-de-comedia/njfD!zUcNARIPXI18dmqY3AU@vw/ Revisado el 15 de marzo de 2011.

Anuncios

Un pensamiento en “Rock impop: La “llave mágica” de la programación: La payola

  1. Pingback: Rock impop: Coqueteos del rock con la difusión mediática | aTonal áTono

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s