Rock impop: Cue para el rock mexicano

rockimpop_frontcoverEste es un fragmento de Rock impop: El rock mexicano en la radio Top 40.

Para leer y/o descargar el contenido completo solo debes dar click acá o en la imagen.

También puedes checar el pdf Rock impop. El rock mexicano en la radio Top 40

 

 

 

_______________________________________________________________________

Quizá la lista de 1989 pueda resultar polémica, pues, para esta investigación, fue tomada en cuenta como canción de rock “Acelerar” de Timbiriche y no “La negra Tomasa” de Caifanes. Pues bien, aunque Caifanes sea una de las bandas más sobresalientes, mediáticamente hablando, del rock mexicano, “La negra Tomasa” es, musicalmente, una cumbia. Por el contrario, “Acelerar” tiene toda la estructura de una pieza de rock, hasta cuenta con un solo de guitarra.

Lo mismo puede decirse en el caso de Alejandra Guzmán y Maná, dos de los representantes del rock mexicano en medios de comunicación que son descalificados por algunos músicos, periodistas, locutores y escritores enfocados al rock. Para fines de esta investigación es innegable la identidad roquera de canciones como “Reina de corazones” y “Mala hierba” de Alejandra Guzmán, y “Ángel de amor” o “Hechicera” de Maná. Para Moderatto y su versión de “Muriendo lento” (por cierto, cantada originalmente por Timbiriche), a dueto con Belinda, aplica lo mismo, el arreglo es esencialmente roquero.

Si bien desde 1986 ya hay asomos de rock en la lista anual gracias a la presencia de “Corro, vuelo, me acelero” de Timbiriche y “Dame un beso” de Yuri, el momento en que el rock mexicano comenzó a apoderarse nuevamente (como entre 1961 y 1964) de las listas de popularidad fue a partir de 1998. Cabe aclarar que la lista de ese año fue tomada del ranking anual de MTV Latinoamérica. En ese entonces, la cadena televisiva tenía cierta preferencia por la programación de videoclips de rock hechos en América Latina. No obstante, esta característica no se refleja en todas las listas de la cadena televisiva especializada en videoclips pues el chart del año 2000 también es de MTV y la presencia de rock mexicano no se iguala a la de dos años antes.

1998 es un año representativo no sólo para la presencia de rock mexicano en las listas de popularidad, sino también para el rock mexicano en general. Para empezar, es el año de la primera edición del Vive Latino, cuyas cabezas de cartel fueron Café Tacvba y El Tri. Por otro lado, se puede observar el comienzo de la difusión mediática de una nueva generación de grupos de rock, lo que es más, el cambio generacional es tan claro que para entonces, Caifanes y Fobia ya se habían separado (1995 y 1997, respectivamente); La Cuca lo hizo en 1999. Estas tres bandas lograron la transmisión radiofónica gracias a la campaña Rock en Tu Idioma. A la nueva camada de grupos de finales de la década de los noventa se les englobó bajo el término Avanzada regia gracias a que en su mayoría eran oriundos de Monterrey (El Gran Silencio, Plastilina Mosh, Jumbo, etcétera); sin embargo, también hubo representantes defeños como Molotov y La Gusana Ciega.

En 2000 y 2001, se puede observar otro fenómeno interesante: la promoción de películas mexicanas por medio de sus soundtracks, en los cuales se incluyen canciones de rock mexicano. Esto se inició en 1999 con el disco de Sexo, pudor y lágrimas, el cual se hizo acreedor a un disco doble de platino.[1] En la lista de 2000 aparece “De perros amores” interpretada por Control Machete y Ely Guerra, canción incluida en el soundtrack de Amores perros. En 2001, los temas oficiales de las cintas Piedras verdes (“Déjenme si estoy llorando” a cargo de El Gran Silencio) e Y tu mamá también (“Here comes the mayo” de Molotov) lograron obtener un lugar en la lista de popularidad anual, independientemente del éxito en taquilla de los filmes.

En 2006, último año analizado en esta investigación, es posible identificar a otra generación de músicos de rock: Panda, División Minúscula, Nikki Clan, Allison y Motel son representantes del punk pop,[2] género musical que conserva la estética musical del punk (canciones basadas en no más de cinco acordes, composiciones de no más de cuatro minutos) pero carente de las temáticas violentas, antipolicíacas y prorrevolucionarias de bandas como Síndrome, Colectivo Caótico o Rebeld’ Punk. En el caso de División Minúscula y compañía, las letras tratan, en su mayoría, de noviazgos, declaraciones de amor o rompimientos amorosos.

Zoé debe tener mención aparte. Es considerada una banda representativa del indie mexicano. Indie es apócope para la palabra inglesa independent (referida a grupos sin contrato con alguna de las cuatro grandes o alguna de sus filiales o subsellos). El término se relaciona con la posibilidad que bandas del siglo XXI han tenido para grabar un disco con las tecnologías a la mano y dar a conocer su obra en redes sociales virtuales como MySpace y YouTube (actualmente, también Twitter, Soundcloud, Bandcamp y Facebook). Por ello optan por la vía independiente, es decir, ya no es necesario el apoyo de una disquera para que una banda sea conocida por el público. Con las herramientas tecnológicas actuales se puede grabar, producir y difundir sin la necesidad de un estudio de grabación profesional.  Zoé lanzó su álbum homónimo (2001), el primero de su discografía, con Sony. Posteriormente, Rocanlover (2003)  y Memo Rex commander y el corazón atómico de la Vía Láctea (2006) fueron producidos por Noiselab Records, disquera independiente (aunque la distribución corrió a cargo de EMI).[3] El tema incluido en la lista de popularidad anual de 2006, “Vía Láctea”, pertenece al disco Memo rex commander.

El asentamiento de la música rock durante el periodo 1988-2006 es tan claro que las radiodifusoras de Top 40 han incluido dicho género no sólo en su programación radiofónica sino también en la programación de sus conciertos. Un ejemplo sobresaliente es el que Exa ha realizado con Rock n Exa, un festival anual iniciado en 2003 en la Plaza de Toros de la Ciudad de México con la presencia de bandas como Café Tacvba, Control Machete e Inspector, entre otras. Dicho festival aún se realiza.

El porcentaje de la presencia del rock mexicano en las listas de popularidad anteriores y, por lo tanto, una muestra de la cantidad de veces que se programó en las radiodifusoras Top 40 durante el periodo 1988-2006 es 21.6867%. Curiosamente, la cifra es casi la misma alcanzada durante el primer periodo analizado en esta investigación (1956-1971: 21.875%). Sin embargo, hay que hacer hincapié en que, contrario a los periodos anteriores, entre 1988 y 2006 la balada no fue reina absoluta de la programación radiofónica. Para este periodo, las canciones bailables acrecentaron su presencia, por ejemplo: “Love colada” de OV7, “Tú necesitas” de Aleks Syntek y “Antro” de Kabah. Además de que, dentro del pop, hubo letras ajenas a los clásicos temas de amor-desamor; una muestra de ello es “En el 2000” de Natalia Lafourcade.

En cuanto a las disqueras, como ya se ha mencionado, una de las que más apoyo dio al rock mexicano fue BMG Ariola que tenía contrato directo con Caifanes, Maldita Vecindad, Julieta Venegas y Los Amantes de Lola. Culebra, subsello de BMG Ariola especializado en rock, publicó discos de Santa Sabina, La Barranca, La Lupita, La Cuca y Fratta, entre otros. En 1988, WEA (Warner) compró Comrock con tal de hacerle competencia a BMG,[4] además, contrató los servicios de El Tri, Café Tacvba y Maná. Por su parte, EMI apareció en el terreno del rock hasta finales de la década de 1990 con discos de El Gran Silencio y Plastilina Mosh, mientras que Universal hacía lo propio con Molotov y La Gusana Ciega (además de tener como filial a Manicomio, que tenía contratados a Zurdok y Flor de Lingo). Por último, Sony sólo tuvo como filial a Discos Termita, disquera que sacó álbumes de Yucatán a Go Go y Las Ultrasónicas, no obstante, en 2004 se alió con BMG, para finalmente comprar las acciones de la disquera alemana en 2008 y apropiarse de todo el catálogo de dicha compañía, incluyendo, por supuesto, toda la discografía de Rock en Tu Idioma.

Panda y División Minúscula, junto a Zoé, son ejemplos de la independencia con respecto a contratos con disqueras.[5] Panda ha lanzado sus discos bajo el sello Movic Records (aunque con distribución de Warner) y División Minúscula publicó sus dos primeras obras con Sones del Mexside (con distribución de Universal). Como se habrá visto en la lista de popularidad de 2006, ello no impidió que ambas agrupaciones lograran colocar dos sencillos dentro de ellas.

Finalmente, hay que revisar cuáles fueron las agrupaciones que más canciones de rock colocaron en las listas de popularidad anuales durante este periodo. Maná, seis canciones: “Vivir sin aire”, “En el muelle de San Blas”, “Hechicera”, “Corazón espinado”,[6] “Ángel de amor” y “Labios compartidos”. Esto convierte a Maná en la banda que más temas de rock ha colocado en listas de popularidad anuales de los primeros 50 años de rock mexicano. Su competidor más cercano es Los Hermanos Carrión con cuatro canciones dentro del periodo 1956-1971. Volviendo al tercer periodo analizado en este escrito, Molotov y Genitallica colocaron tres canciones cada uno: el primero tiene “Gimme tha power”, “El mundo” y “Here comes the mayo”; mientras el segundo “Imagina”, “¿Qué fue lo que pasó?” y “Borracho”.


[1] http://es.wikipedia.org/wiki/Aleks_Syntek Visitado el 29 de marzo de 2012.

[2] El grupo regiomontano Panda a veces suele catalogarse también como música emo; sin embargo, vale la mención de que no es la única representante de ese estilo en México pues existen agrupaciones subterráneas como Aerodoberman.

[3] En la actualidad suman dos discos más: Reptilectric de 2008 y MTV Unplugged: Música de fondo de 2011.

[5] Por supuesto no son los únicos casos. Desde finales de la década de los noventa hasta la actualidad, las disqueras independientes especializadas en rock han aumentado su presencia. Algunos ejemplos: Opción Sónica, Nene Records, Noiselab, Happy Fi, Antídoto, Iguana Records, Bakita Records, Grabaxiones Alicia, Madame Records, Producciones PyP, Nuevos Ricos, Fonarte Latino, Discos Konfort y Discos Intolerancia. Hasta el Tianguis Cultural del Chopo tiene su propio sello: Chopo Records. Es tal la oferta de disqueras independientes, que desde 2004 se lleva a cabo el Festival Diego Rivera y Feria de las Disqueras Independientes en el museo Diego Rivera-Anahuacalli. http://www.rocksonico.com/nota.asp?not_id=3525

[6] Si bien la canción fue incluida en el álbum Supernatural de Carlos Santana, los autores del tema son Carlos Santana y Maná, por lo que pertenece a ambos. Ver créditos del booklet del disco Supernatural.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s