Rock impop: Las mil y un caras del rock mexicano

rockimpop_frontcoverEste es un fragmento de Rock impop: El rock mexicano en la radio Top 40.

Para leer y/o descargar el contenido completo solo hay que dar click acá o en la imagen.

También puedes checar el pdf Rock impop. El rock mexicano en la radio Top 40

 

 

 

_____________________________________________________________________________

Con el fin de no hacer extenso el final de este último capítulo, el siguiente apartado pretende exponer brevemente que en el periodo 1988-2006 el rock mexicano se ramificó en una innumerable cantidad de subgéneros musicales. No todos ellos encontraron la programación radiofónica de Top 40, pero no por ello deben ser ignorados. A continuación se hará una reseña de algunos de los géneros  y grupos más significativos que son relacionados a que comúnmente conocemos como rock:

El ska encontró a finales del siglo XX una época dorada en México. No fue la primera vez en que se escucharon piezas de este ritmo musical realizadas por mexicanos, hay que recordar que a mediados de la década de los sesenta Toño Quirazco lanzó álbumes como Jaimaica ska y Ska Vol. II. Sin embargo, fue hasta la década de 1990 en que el ska alcanzó uno de sus momentos cumbres de la mano de bandas como Maldita Vecindad, Tijuana No, La Matatena, Los Estrambóticos, Sekta Core, Panteón Rococó e Inspector, entre muchísimas otras más.

Uno de los géneros más cercanos al ska es el reggae. También durante este periodo se dio su florecimiento en México. En los primeros años de la década 1990, irrumpieron grupos como Splash, Antidoping, Los Rastrillos, La Comuna, Los Yerberos y Ganja. De igual manera puede ser mencionado El Personal, aunque esta banda nunca se limitó a componer canciones de reggae.

El metal y la infinidad de subgéneros emanados de él (desde el death hasta el nü metal) tuvo de igual forma uno de sus momentos más elevados. Es cierto que el metal mexicano no nació en este periodo pues ya desde la década de los setenta se podía escuchar la música de Ciruela o Enigma, o en los ochenta a Luzbel, Cristal y Acero y Transmetal. Pero durante el periodo 1988-2006 surgieron grupos que revitalizaron este tipo de música. Next, Leprosy (fundada por Alberto Thrash Pimentel, vocalista de Transmetal), Raxas, Ágora, Brujería, Resorte, Garrobos, Muluc Pax, qbo y Maligno son algunos de los nombres más sobresalientes de esta etapa.

Aunque desde fines de la década de los setenta comenzó a ser conocido en el mundo el rock gótico gracias a grupos como Bauhaus, en México, este género no llegó hasta la década de los noventa. Es cierto que Caifanes guardó cierta similitud con el estilo, sobre todo en el álbum Caifanes, y, en Guadalajara, Mask (donde cantaba José Fors, posterior cantante de La Cuca) hicieron lo propio en la década de 1980. Sin embargo, no fue hasta el periodo 1988-2006 cuando surgieron grupos especializados en la que también se conoce como escena oscura (la cual aglutina desde el rock gótico hasta la Electronic Body Music o EBM, la música industrial y en ocasiones también se emparenta con el metal sinfónico). El Clan es una de las bandas más importantes pues no sólo es de las pioneras sino que ganó el segundo lugar en la segunda Batalla de Bandas organizada por Rockotitlán en 1992. Además, también se encuentran Hueco, Anabantha, Exsecror Vecordia, Erzebeth y los hijos pródigos del género en México: Hocico. San Pascualito Rey también puede ser incluido en esta clasificación.

Por su parte, el rock progresivo, el jazz-rock, el art-rock y el rock experimental continuaron su desarrollo. Es necesario hacer mención de una agrupación que en lo general no era experimental, pero que en 1999 ofreció una obra cercana a dicho estilo: Zurdok con Hombre sintetizador (sobre todo con la composición que da título al disco). Otras bandas relacionadas con los estilos mencionados son: Alquimia, Austin TV, Germán Bringas, Cast, Consumatum Est, Cráneo de Jade, La Función de Repulsa, Nine Rain, Santa Sabina, Oxomaxoma y Cabezas de Cera.

La camada de músicos liderados por Rockdrigo González y El Tri desembocó en conjuntos arraigados entre el público joven de escasos recursos económicos (algunos de ellos conocidos como chavos banda) y que musicalmente mezclan blues, punk y metal, sumado a que sus letras suelen tratar temas citadinos y cotidianos, por ello se le denomina rock urbano. Algunos de los ejemplos más representativos son El Haragán y Compañía, Liran Roll, Interpuesto, Charly Montana (antes vocalista de Mara y Vago), Isis, Heavy Nopal, Sam Sam y Tex Tex (aunque la agrupación también conocida como los muñecos inició actividades en 1986).

A pesar de que el surf colocó sus primeros éxitos en California, Estados Unidos, con canciones de Dick Dale y los afamados Beach Boys desde mediadios de 1960,[1] el género no se arraigó definitivamente en México hasta la década de los noventa, cuando no sólo comenzó a ser tocado por diversos conjuntos, sino que gracias a la estética visual de grupos como Lost Acapulco, las máscaras de luchador, el pancracio y este tipo de música formaron una comunión única en el mundo. Bandas representativas: Los Esquizitos (escrito así), Sr. Bikini, Twin Tones (con una estética apegada a lo western), Los Elásticos, Las Ultrasónicas y Yucatán a Go Go, entre otros.

Uno de los movimientos seminales del rock regresó a los escenarios: el rockabilly. De la mano de conjuntos que retoman el contrabajo y las baterías austeras (tan sólo con tarola, bombo y uno o dos platillos) como Los Gatos y Rebel Cats, se dio la proliferación de este tipo de música a mediados de la primera década del siglo XXI en foros independientes como el Multiforo Alicia o el Faro de Oriente.

Sin importar las veces que el punk ha sido declarado muerto, la formación de grupos, conciertos y estética punk continúa siendo una de las más prolíficas del rock mexicano. Síndrome, Redeld’ Punk, Colectivo Caótico y Atoxxico son algunas de las bandas pioneras (además de Size, más cercana al post punk o new wave) de la década de los ochenta. Pero para el periodo que atañe a este subtema surgieron y se hicieron populares (entre el público especializado) grupos como Vomito Nuclear (escrito así), Seguimos Perdiendo, Kagada de Perro (escrito así), Black Violettes, 34-D y La Venganza del Punk Ramón. Estas bandas representan el lado más segregado, en cuanto a difusión mediática, del género. No obstante, en paralelo, surgió el llamado punk pop (o a veces conocido como happy punk), el cual está presente en la lista anual de 2006 con Panda, División Minúscula, Allison, Nikki Clan y Motel. Otras bandas representativas del punk más difundido en medios son Thermo, Canseco, Tolidos y, de inicios de la década de los noventa, Los Lagartos.

El blues que llegó a México desde la década de los sesenta con algunas canciones de Los Locos del Ritmo se desarrolló en todas las décadas tomadas en cuenta para esta investigación. Para la de 1980 encontró a cuatro de sus máximos exponentes: Real de Catorce, Guillermo Briseño, Follaje y Betsy Pecanins. Durante el periodo 1988-2006 más bandas se acercaron a este tipo de música. Ejemplo de ello son Perro Andablues, Las Señoritas de Avignon, Radio Blues y La Dalia Negra, entre otras.

Estos son sólo algunos de los géneros y bandas que proliferaron durante el periodo 1988-2006. Si desde la década de los sesenta no se podía hablar de un único rock, para este último periodo analizado, más que nunca se debía hablar de los distintos tipos de rock en México. Obviamente no todos iban a tener cabida en la programación de radio Top 40, lo que es más, ni siquiera las estaciones de rock (como Rock 101, Espacio 59, Radioactivo y Órbita, las principales) se dieron abasto para programar todas las expresiones emparentadas con esta música.[2]

De entre todo el universo de temas musicales de rock que se han dado en México desde 1956, tan sólo un puñado de canciones ha logrado ser programadas a lo largo de los primeros cincuenta años de la relación que el rock mexicano ha tenido con la radio de Top 40. El panorama podría ser decepcionante para un fanático de este género, pero es importante entender que esto no se debe a cuestiones de calidad como a veces se podría creer, sino a un desarrollo propio de las industrias discográfica y radiofónica de la Ciudad de México, el cual no puede ser igualado al de ninguna otra ciudad en el mundo.


[1] http://www.allmusic.com/explore/style/surf-d389 Visitado el 27 de marzo de 2012.

[2] De hecho, entre las principales estaciones de rock de la década de los noventa, Órbita FM solía tocar más rock mexicano que Radioactivo, estación que era acusada de ser malinchista. Esta situación se reavivó en octubre de 2004 cuando la frecuencia 105.7 FM mutó de Órbita a Reactor, emisora manejada a partir de entonces por ex integrantes de Radioactivo (Rulo, Sopitas, Julio Hernández, Warpig, Ileana Rodríguez) y algunos sobrevivientes al cambio de nombre que ya estaban en la estación desde que se llamaba Órbita (Clauzzen, Güicho, Jinete, Ariadna Montañéz, Miguel Solís).  Jorge Caballero, La Jornada, http://www.jornada.unam.mx/2004/12/01/08an1esp.php

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s